Imprimir esta Página

Nuestra Historia

¿Cómo nace la idea de DESAFÍO?

La idea de crear la organización surge de la pareja de profesionales Juan José Ávila (Constructor civil de profesión con amplia experiencia de trabajo en el ámbito político con sectores sociales del área rural, además de experiencia en gestión de ONGs -ex Sub Director de CIPCA-SC- y posteriormente, con sede en La Paz, integrante del Consejo Nacional de Planificación de CIPCA como responsable de la Unidad de Apoyo a las Organizaciones Indígenas Campesinas) y su pareja María Teresa Valdivia (Socióloga con experiencia de trabajo en educación popular e investigación social); mismos que al estar en el inicio de trámites de jubilación observan la necesidad de continuar trabajando en los temas que les apasiona como profesionales, aunque reconocen que no era el mejor momento por la disminución de financiamiento externo para ONGs que estaba iniciándose en el año 2000.

Es en estas reflexiones que coinciden con ex colegas de CIPCA como Teodoro Andia (Pedagogo) y Javier Vásquez (Abogado) y empiezan a trabajar los estatutos para darle forma a la institución (2001).

Es así que en Febrero del 2002 tenían la documentación básica necesaria para iniciar los trámites de obtención de la personería jurídica, y es en este mismo año que surge la idea de trabajar en barrios de la ciudad de Santa Cruz, aunque no contaban con financiamiento para este emprendimiento.

También, dada la relación con campesinos interculturales, y aún sin recursos para acciones con este grupo, se desarrollaron cursos de capacitación socio-políticos entre personas del sector rural y urbano.

Las estrategias: 

–          Educación Popular y empoderamiento de sectores populares.  Incluye trabajo con barrios periféricos y con vecinos/as en aspectos de fortalecimiento organizativo.

–          Comunicación y ciberactivismo juvenil.

–          Investigación/Acción Participativa (partiendo de las necesidades reales de los sectores populares) democratizando la información y aportando a la generación del poder del conocimiento a los sectores populares urbanos.

Los grupos priorizados de trabajo: 

  1. Mujeres indígenas urbanas y rurales: relacionado con derechos, y con la generación de oportunidades económicas y políticas.
  2. Jóvenes Indígenas Urbanos

Valores: 

Solidaridadcolaborar a quien nos necesita, las causas de los sectores más vulnerables son nuestras causas. En el trabajo entre compañeros/as nos colaboramos mutuamente.

Compromiso social: el trabajo que desarrollamos va más allá de una obligación, nos interesa el cambio positivo de la gente con enfoque en derechos, nos mueve la Justicia Social y queremos contribuir a la equidad social.

Transparencia: Actuamos en base a la verdad, nos interesa que los resultados de nuestras acciones sean evaluadas y auditadas, mostrando que la generación de confianza en el otro y en la sociedad es básico para la construcción de una sociedad justa.

Respeto: por la madre tierra, el ser humano con todas sus diferencias de género, generacional, cultural, de opciones sexuales, así como de creencias y cultos, entre otros. No toleramos la discriminación y creemos en la construcción de una sociedad intercultural que respete la cultura del otro.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.desafio.org.bo/?page_id=11